La vida reinventada de Milena Martínez Pedrosa

"Nobody home",Milena Martínez Pedrosa.Hace unos años conocí del arte fantástico de la pintora cubana Milena Martínez Pedrosa, graduada del Instituto Superior de Arte (ISA) y exiliada en Estados Unidos desde el año 1995.

Confieso fue un amor a primera vista, literalmente me enamoré de su obra (incluso sé cual me gustaría tener algún día) Esta conversación con ella es una deuda que me alegra mucho llevar a tierra firme. Sé que les va a encantar y se van a sentir flechados como yo.

¿Para ti qué significó llegar a este país y hacer arte desde esta orilla?

Me fui de Cuba y no sabía que me esperaba. Fue una salida definitiva y tuve que entregarlo todo. Significó que Cuba se tenía que ir escondida dentro en mí para vivir ahí. En vez de yo vivir en Cuba, Cuba empezó a vivir en mi en una especie de fusión. Y a partir de ahí yo trabajo, unas veces el protagonismo es más evidente que otras. Esta orilla es un territorio muy diferente y la única forma es entender quién eres y tener clara la razón de que lo que haces, lo haces porque lo necesitas, necesitas manifestarte donde quiera que estés. Por eso elegimos el arte, es una pasión.

"This place", Milena Martínez Pedrosa.
“This place”, Milena Martínez Pedrosa.

¿La censura tocó alguna vez tu puerta?

"Can I", Milena Martínez Pedrosa.
“Can I”, Milena Martínez Pedrosa.

La censura seguro que tocó mi puerta. Cuando uno estudia Arte aprende a jugarle cabeza a la censura. Es un juego que te reta y ellos están también todo el tiempo buscando la forma de atraparte, de descifrar el lenguaje “oculto”. En cierta forma te hace hábil porque el mensaje tiene que llegar. Encontrar que aquí no hay esa censura fue un territorio raro, así de sigiloso vivíamos. Tuve que aprender a vivir libremente por raro que parezca. Parece absurdo, pero es haber vivido en una pecera con todo el paternalismo que hay allá y de pronto sales a mar abierto. Ahora cuidado, porque te puedes ahogar, y esa es una presión nueva, que pueden ser tan aplastante como lo fue aquella censura. El “mar abierto” es violento, te obliga a reinventarte.

"We the people", Milena Martínez Pedrosa.
“We the people”, Milena Martínez Pedrosa.

Los símbolos son recurrentes en tu obra. Manos, cigarras, mujeres, ¿por qué?

Mi obra es la obra de alguien que quiere comunicarse y que cree que el arte es un poderoso lenguaje comunicativo. Para mi todo lo que me rodea puede ser muy poético y simbólico. Yo creo que los canales que abre la simbología de las cosas son portales que nos invitan a transportarnos a otros sitios, a interpretaciones secretas, muchas veces muy personales, a mundos alternativos. Que el público se deje llevar es para mí precioso. En mi caso entro como en un trance donde comienzo a leer todo de forma diferente, lo que antes era una rama deforme ahora es otra cosa… para mí son momentos mágicos.

" The cry", Milena Martínez Pedrosa.
” The cry”, Milena Martínez Pedrosa.

Una de tus exposiciones tenía como título “I rise”, “Me levanto” en español, ¿es esta tu filosofía de vida?

Definitivamente. Mi exposición “I rise” en el Miami Dade College fue para mí una catarsis, una revelación en el sentido de que comprendí lo que me estaba pasando. Yo sentía eso. Había empezado por las cigarras cuando comencé a usarlas como insectos reales en su montaje entomológico y de ahí pasaron a la representación de las cigarras hechas en origami de papel con un mensaje dentro, como mensajeras de nuestra alma. A las cigarras las veo como el símbolo de la resistencia, de saber identificar del momento de manifestarse. ¡De cómo es posible poder esperar “underground”, el coraje de aventurarse a evolucionar para salir a la superficie no solo para poder sobrevivir sino para volar! Por eso el título “I rise” de esa obra (que es un compendio de retratos con origami) fue el título de toda la muestra.

"I rise", Milena Martínez Pedrosa.
“I rise”, Milena Martínez Pedrosa.

¿Qué está “cocinando” Milena Martínez Pedrosa por estos días?

Milena Martinez Pedrosa cocina todo el tiempo, cocina cuando maneja, cuando duerme… Tengo una exposición personal en la galería Taplin para el principio del año próximo en la que trabajo ahora y el espacio es grande. Estoy viviendo una intensidad que solo me recuerda cuando estaba estudiando arte. Yo siento una pasión inexplicable cuando “cocino” mi obra. Es muy simpático que le llamemos cocinar porque quienes me conocen saben que yo no cocino. Ja ja ja. ¡Caramba, hay solo 24 horas en el día!

"A matter of de time", Milena Martínez Pedrosa.
“A matter of de time”, Milena Martínez Pedrosa.

Abrir las puertas de Rita Águila

A Rita Águila la conocí en vivo cuando el cumple de una amiga en común, digo en vivo porque por esas magias de la Internet éramos “amiguitas” de Facebook.

Graduada del Instituto de Diseño de La Habana, casada, una hija y muchas, muchas cualidades, le he pedido hablar para Mestizacomolavida.com hablar de su vida, su obra artística, la focalización de su arte en restaurar y darle vidas imaginarias a las puertas y sus deseos diarios de crecerse humana y profesionalmente.

¿Quién es Rita Águila, más allá de títulos y habilidades?

A pesar que no fui de las que soñaba con casarse y tener hijos (no estaba en mis planes inmediatos juveniles, me casé la primera vez a los 30 y fui Mamá a los 40) creo que más que todo soy “mamá de Amelia”. 

¿Tus puertas?  Pasión, ensueño, un paso a otras dimensiones… ¿por qué las puertas?

No soy complicada para eso de discursos artísticos. Las puertas porque para mí son símbolo de lo que se abre y cierra cada día de nuestro viaje, ese que llaman vida.  Nunca me gustó hacer lo que hacen todos porque es lo que va o lo que se usa o lo que mejor se comercializa. Capaz que tuviera mejores ventas si fuera en canvas. Varios me han dicho o me han escrito sugiriéndome que lo haga en lienzo y se vendería más, porque es un soporte más práctico. En realidad, la satisfacción que me da reconvertir un mueble común ya sea una puerta, una silla u otro objeto no creo que me lo dé un lienzo que para mí es algo que no me mueve ni me conmueve. El proceso todo de restauración y creación es algo que disfruto a plenitud, un 400%.

¿Cuál es la mejor imagen de Miami, la ciudad que te acogió?

¿¿¿La mejor imagen de Miami???? Creo que esto me es más difícil que el discurso de las puertas. Porque después de 5 años viviendo acá lo estoy buscando. Pero si lo pienso bien, no es de Miami, si no del sistema americano donde mi hija está construyendo su futuro y no tiene límites. Eso, la libertad que nosotros no tuvimos. 

¿Qué cambiarías de tu vida?

De mi vida cambiaría no creer tan ciegamente en personas que después me desilusionaron, creo que no lo cambié nunca. Me cuesta no creer en las personas. Me gusta la gente, soy amiguera. Y lo que no voy a cambiar es lo que soy, honesta y tan transparente. Lo que ves es lo que hay.

 ¿A esta altura del juego, te sientes realizada? ¿Pedirías más?

Realizada como mamá y como mujer, tengo un gran amor, hace 20 años, no todos encontramos ese GRAN AMOR, con defectos y virtudes, sino no sería real, pero como profesional creo que espero mucho más. Amo aprender todos los días lo que sea. Me encantaría dedicarme a esto tiempo completo y desarrollar todo lo que se me pasa por la mente.  Hoy mismo pensaba, mientras paseaba con mi perro -otro de mis amores- estoy más cerca de los 60 y me siento joven por dentro, ¿será que ya la gente me ve viejita y yo no me entero? Jajajajajaja.