Estrenando un blog

Bienvenidos a esta nueva ventana, que desde ya se abre para
todos, gracias por adelantado a los que van a leerme.


Quiero que me acompañen, que me ayuden a caminar, a pasar por la vida, atravesando terrenos fáciles y difíciles pero con mucho amor, optimismo, con mucha luz.

Para mí el mestizaje es esa mezcla de opiniones, de razas, culturas, geografías, estados de ánimos, amores compartidos, amores infinitos…

De eso quiero que leas, simple y llanamente. Te contaré de mis ancestros, de mis sueños, de mis anhelos, de mujeres y hablaremos también de política, ¿por qué no? Quiero compartir parte de mi mundo contigo, dejarte entrar y atravesar mi vida, que puede ser muy parecida a la tuya, una cubana mestiza con mucho para contar.
La suerte está echada, te espero de este lado.

Ser apasionados ¿un mal o un bien?

Cuando se habla de pasiones , casi siempre es algo que se achaca al sexo femenino y erróneamente se asocia solamente con el amor.

Nada más equivocado, existen varios tipos de pasiones desde que el mundo es mundo y nos atacan sin distinción de sexo.

Ahora hay que reconocer que las mujeres nos pasamos un poquito, según estudios porque somos  más sensibles y por ende más apasionadas.

  • Por eso te ofrezco algunos consejos para que la pasión no te ciegue ( no nos ciegue).
  • En el amor, ten cuidado, a veces no es bueno aferrarse , mira la relación desde un punto de vista positivo, lo que no va a funcionar, déjalo ir, no llegues  a los extremos.
  • En el trabajo, disfrútalo pero que no se convierta en una pesadilla, que no sea tu razón de ser, ni el único eje de tu vida.
  • Las amistades se valoran, se aprecian pero no son tu posesión, no son tu vida entera, disfrútalas pero con mesura, dales espacio, aire y tiempo.
  • Tener un hobbie ayuda mucho, ahora cuando crees que los necesitas para subsistir, para sobrevivir, estás muy mal, tienes que recapitular tu vida.
  • La ira es un estado de ánimo, no la confundas con la pasión, no la tomes cómo estandarte ni cómo escudo, que no te corrompa el alma.
  • A veces el miedo también se convierte en una pasión, en un estado constante, no sabes vivir sin miedo y este se aprovecha y te envuelve en sus redes.
  • La pasión por el dinero también es una cruz, lo necesitamos para subsistir, para las necesidades más perentorias, para vivir pero no puede ser el objetivo de tu vida, lo que te impulse a seguir.

Por algo el filósofo Séneca dijo: “No podemos evitar las pasiones, pero si vencerlas”.

Reconoce entonces tus pasiones, impulsa las más nobles y las más oscuras , deséchalas, ya vivirás agradecida y con menos presiones.

Tomado de Miami Diario