De amor y otras pandemias

Este 2020 era muy significativo para mí, lo estaba esperando como se espera una noticia agradable, una visita de alguien especial, como se espera amanecer y seguir viviendo.

Cumpliría 50 años y la redondez de la fecha y las expectativas estaban ahí, escuchando cada conversación y arrimándose a cada pensamiento.

Pero y siempre o casi siempre, hay un pero en esta vida, llegó un stop, llegó una pandemia (el solo nombre me asustaba) y muchos planes, muchas visiones se nos fueron abajo.

 Mis planes eran sencillos, nada rimbombantes, vivir la plenitud de mis 50, la media rueda era tentación pura, disfrutar la compañía de amigos, de mi familia bailar y beber. Esto lo cumplí, no como esperaba, pero lo cumplí.

Si me pongo a mirarlo bien, mis planes eran egoístas comparados quizás con los de otros, que a raíz de lo que estamos viviendo perdieron la vida, a algún ser querido, sus negocios, sus metas.

En medio de todo doy gracias, las situaciones cambiaron y los cambios te hacen muchas veces más fuertes.

 Profesionalmente he tenido que innovar, hice radio desde mi cuarto, desde mi cocina, a media luz, mandando a callar a mi perrita y a quien no es la perrita, estuve encerrada algunos meses. Todo eso me sirvió como experiencia de trabajo y gané, humanamente hablando

La casa está más llena por estos días, convivimos muchísimo más, nos apoyamos unos a otros. Disfruto estos días, ya no trabajo en casa. Los disfruto, pero quiero a gritos eso que llaman normalidad.

Quiero eso y me doy de bruces con la realidad de que nada, durante un tiempo será normal. Que cuando pasen los años será solo un recuerdo, pero por ahora está ahí palpable, visible y a veces agazapado.

¿Nos ha hecho mejores seres humanos? ¿Nos ha hecho peores? Eso como dice el refrán, es según el cristal con que se mire.

De todo hay que buscar enseñanzas en esta vida, yo tengo la mía. Cada cual que saque sus propias conclusiones.

Autor: mestizacomolavida

Exilda Arjona Palmer, cubana, mestiza como la vida. Este es un blog para atravesar la vida. Periodista, conductora radial. Caribeña, libre...

Un comentario en “De amor y otras pandemias”

  1. La Pandemia nos robo mucho a todos: el Adios a un ser querido; el abrazo a un amigo que perdio sus padres; la alegria de saludar a alguien (ahora nos asusta cuando vemos a alguien y ya no sabemos que hacer…dar el puño, el codo, o el beso?). Por otro lado, siento que nos ha dado una enseñanza de lo que es verdaderamente importante. Ya no necesitos maquillaje, ni tacones…y puedo hacer mi trabajo desde casa en pijamas. He hecho radio y videos desde mi cuarto y disfruto mas que nunca un cafecito con mis padres. Si del cielo te caen limones, pide tequila y sal! Un abrazo mi amiga.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s